Anestesia

 

Disponemos de varios medicamentos que ayudan a crear unas visitas dentales más relajadas y confortables. Algunos medicamentos controlan el dolor, otros lo ayudan a relajarse, y otros lo ponen a dormir profundamente durante el tratamiento dental. Usted y su dentista deben discutir un sin número de factores cuando estén decidiendo qué medicamentos usar para su tratamiento. Cuando se está determinando lo mejor para su caso en particular se consideran los siguientes: el tipo de procedimiento, su salud general, historial de alergias, y su nivel de ansiedad. Trabajando en conjunto, usted y su dentista pueden escoger las medidas más apropiadas para hacer su visita dental tan placentera como sea posible.

 

Preguntas Comunes
 

¿Qué debe saber cada paciente sobre la anestesia dental?

Las principales prioridades de los 153,000 miembros de la Asociación Dental Americana (ADA) son brindarle a usted cuidados apropiados de alta calidad y hacer que su visita sea tan placentera como sea posible. Los adelantos en las técnicas y en los medicamentos dentales pueden reducir enormemente—y hasta eliminar—las molestias durante el tratamiento dental, y su dentista y la ADA quieren que usted se entere de ello. A continuación se explican las opciones que existen para ayudar a aliviar la ansiedad y el dolor que pueden estar relacionados con los cuidados dentales.

Regresar al Principio

¿Qué son los analgésicos?

Los analgésicos no-narcóticos son los fármacos de uso más común para aliviar el dolor de muelas o el dolor luego de un tratamiento dental. Esta categoría incluye la aspirina, el acetominofén y los fármacos antiinflamatorios no esteroides como el ibuprofén.

Los analgésicos narcóticos, como los que contienen codeína, actúan sobre el sistema nervioso central para aliviar el dolor. Se usan para el dolor más severo.

Regresar al Principio

¿Qué es anestesia tópica?

Los anestésicos tópicos se aplican en los tejidos de la boca con un algodoncillo para prevenir el dolor al nivel de la superficie. Su dentista puede usar un anestésico tópico para adormecer un área como preparación para administrar un anestésico local inyectable. Los anestésicos tópicos se pueden usar también para aliviar las dolorosas úlceras en la boca.

Los anestésicos locales inyectables, como la Novocaína, previenen el dolor en un área específica de la boca durante el tratamiento bloqueando los nervios que perciben o transmiten el dolor y adormeciendo los tejidos de la boca. Causan el adormecimiento temporal conocido a menudo como la sensación de tener el “labio hinchado”. Los anestésicos inyectables se pueden usar en los procedimientos como la obturación de las caries, la preparación del los dientes para colocar las coronas o el tratamiento de la enfermedad periodontal (de las encías).

Regresar al Principio

¿Qué es sedación y anestesia general?

Los agentes contra la ansiedad, como el óxido nitroso, o sedantes pueden ayudarlo a relajarse durante las visitas dentales y a menudo se pueden usar junto con los anestésicos locales. Los dentistas pueden usar también estos agentes para inducir “sedación conciente”, en la que el paciente alcanza un estado relajado durante el tratamiento, pero puede responder a preguntas o al tacto. Los sedantes se pueden administrar por boca, por inhalación o por inyección antes, durante o después de los procedimientos dentales.

Los tratamientos más complejos podrían requerir fármacos que pueden inducir “sedación profunda”, que causa la pérdida de las sensaciones y reduce el conocimiento para aliviar tanto el dolor como la ansiedad. En ocasiones, los pacientes se someten a “anestesia general”, en la que los fármacos causan la pérdida temporal del conocimiento. La sedación profunda y la anestesia general pueden ser recomendadas para ciertos procedimientos en los niños u en otras personas que tienen ansiedad severa o que tienen dificultad para controlar sus movimientos.

La Asociación Dental Americana provee unas directrices para ayudar a los dentistas a administrar los medicamentos para controlar el dolor de la manera más segura posible. Los dentistas usan las técnicas para controlar el dolor y la ansiedad mencionadas anteriormente para tratar sin problema a millones de pacientes todos los años. Aun así, tomar cualquier medicamento conlleva cierto riesgo. Es por eso que la ADA lo urge a tomar un rol activo en el cuidado de su salud oral. Esto incluye conocer su estado de salud e informarle a su dentista sobre cualquier enfermedad o condición médica, si está tomando algún medicamento (con o sin receta), y si ha tenido alguna vez cualquier problema como reacciones alérgicas con cualquier medicamento. Incluye además comprender los riesgos y los beneficios que conlleva el tratamiento dental, para que usted y su dentista puedan tomar la mejor decisión acerca del tratamiento correcto para usted.

Cuando conozca la variedad de opciones disponibles para aliviar la ansiedad y el malestar será un consumidor dental bien informado. Si tiene preguntas o preocupaciones acerca de su salud oral, no deje de hablar con su dentista. Si todavía le preocupa algo, considere obtener una segunda opinión. Trabajando juntos, usted y su dentista pueden escoger los pasos apropiados para hacer que su visita dental sea lo más segura y confortable posible, y para ayudarlo a mantener una sonrisa saludable.

Regresar al Principio